APERTURA AL PÚBLICO
INVIERNO
MARTES A VIERNES 08:30 - 20:45 h.
SÁBADOS 08:30 - 16:30 h.
DOMINGOS Y FESTIVOS 08:30 - 14:30 h.
VERANO
MARTES A SÁBADOS 08:30 - 15:00 h.
DOMINGOS Y FESTIVOS 08:30 - 14:30 h.
LUNES CERRADO
EL EDIFICIO

Las casas palaciegas que ocupan el edificio del Museo Municipal Taurino, se encuentran en el casco histórico de Córdoba en la zona denominada "Judería" en la plaza de Maimónides nº 1, antigua Plaza de los Armentas nº 6. Linda por la derecha saliendo, con la Calle de los Judíos y por la izquierda con la antigua Calle de San Bartolomé, hoy de Averroes. El inmueble se encuentra en la zona declarada por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad desde 1.994 y está incluido en el Catálogo de Bienes Protegidos del Conjunto Histórico de Córdoba, con clasificación legal de Monumento (M) tipo II y un nivel de Protección tipo B. Los elementos de interés se extienden a toda la edificación y concretamente al patio de acceso y patio principal, portada y vegetación.

La primitiva finca tenía unos 2.000 metros aprox. de planta. Presenta dos alturas y se articula en torno a varios patios bien diferenciados y un jardín en su parte posterior, en la zona que hoy ocupa el actual "Zoco", que formaba parte del antiguo edificio.

Se accede desde la Plaza de Maimónides a un primer patio que por su tipología, podría ser la puerta de carruajes. Al fondo del mismo se conserva el edificio antiguo muy reformado. Presenta entrada con atrio de bella arquería de columnas de acarreo romanas, con basas y capiteles. Los arcos son de ladrillo de carácter mudéjar con interesantes azulejos polícromos “de cuerda”, de los llamados de "Cuenca" del siglo XVI, que cubren las enjutas y entrepaños que enlazan con la elegante "Logia" de la primera planta, igualmente con columnas, basas y capiteles antiguos. La casa continúa por la zona comercial instalada en el "Zoco".

En la planta primera a la que se accede por escalera de época, se conserva en uno de los salones, una arquería central de ladrillo con columnas y capiteles califales, de los llamados de avispero y un hermoso ajimez con columnilla árabe y capitelillo que da a un pequeño patio del Zoco.

La puerta de acceso a la Plaza de Maimónides, tiene inmediato a la cancela de entrada, a la derecha, unos escalones que comunica con otro edificio, de distinto nivel en suelos y techos. Esta nueva casa palaciega que linda con la anterior, se organiza en torno a un patio central claustrado, con amplios corredores en su parte inferior y galerías en la superior. Un salón en la planta inferior presenta un rico artesonado de madera con canes o ménsulas barrocas muy posterior a la fecha de ejecución de la casa. En la fachada recayente al patio de Zoco existe una gran galería con cuatro arcos de ladrillo con columnas de mármol y balconada, que se corresponde en su parte inferior cuatro arcos y pilares de ladrillo.

Independientemente del valor artístico del edificio del Museo Taurino y de las colecciones que alberga, éste se refuerza, con la historia de los moradores del inmueble.

La documentación histórica, de los archivos y Registro de la Propiedad, nos ha proporcionado la titularidad de estas casas palaciegas, pertenecientes a los duques de Almodóvar y de Hornachuelos, que las recibieron por mayorazgo de D. Juan de Góngora, Caballero veinticuatro de la ciudad, y hermano menor del poeta y Racionero de la Catedral, D. Luis de Góngora. En estas casas solariegas vivieron sus abuelos, sus padres, y el poeta D. Luis de Góngora con sus hermanos, y al heredar el mayorazgo su hermano menor, Juan, los herederos de éste.